Mirador privilegiado de la Bahía de Cádiz

Detalles

IMG_1604_1.JPGIMG_1597_1.JPGIMG_1587_1.JPGIMG_1609_1.JPGIMG_1584_1.JPGIMG_1610_1.JPGIMG_1596_1.JPGIMG_1603_1.JPGIMG_1588_1.JPGIMG_1593_1.JPGIMG_1598_1.JPGIMG_1589_1.JPGIMG_1605_1.JPGIMG_1586_1.JPGIMG_1602_1.JPG

PULSA AQUI PARA VER LA GALERIA COMPLETA DE 29 FOTOS

De norte a sur y de este a oeste, Cádiz se asoma al océano Atlántico. Un gran balcón salpicado por innumerables referentes culturales, sociales y patrimoniales que recuerdan permanentemente la historia, trimilenaria, de una ciudad íntimamente ligada al mar, a sus alegrías y sus desgracias.

Una ciudad con ‘paisajes marinos’ muy distintos. El de las playas que va desde Cortadura hasta La Caleta, pasando por la Victoria y Santa María del Mar; el histórico y patrimonial, que se extiende desde el Campo del Sur por el Balneario y la Alameda Apodaca o ese otro, comercial y turístico, que arranca en el puerto.

Un ‘puzzle marinero’ con permanente sabor a sal que se completa con el trayecto que hoy te invitamos a recorrer y en el que, quizás, tiene sus raíces más profundas esa Cádiz de pequeñitos barquitos, de pescadores de caña, de rincones de encuentro a orillas de una Bahía en la que se contemplan insuperables amaneceres.

Un recorrido que parte desde el Club de Puntales/Club Alcázar y discurre por el extraordinario paseo marítimo de la Barriada de la Paz hasta llegar al Club Viento de Levante.

Un balcón desde el que se divisan los Astilleros de Navantia, las localidades de Puerto Real y El Puerto de Santa María y que limitan el puente Ramón de Carranza y el majestuoso Puente de la Constitución, recientemente inaugurado, por cuyo paso inferior se prolongará en breve el paseo marítimo hasta llegar al Parque de Astilleros.

   
   

Reserva hotel con Booking  

Booking.com
   

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies Saber más

Acepto